Nuevos Horizontes.

Pocos saben que desde hace unos meses tomé una decisión que esta transformando mi vida. Siguiendo un sueño que albergué desde mis 19, decidí volverme maestra de yoga para que otra gente entre en contacto consigo misma, con su cuerpo y con su espíritu. Todo empezó a mis 18, cuando después de unos meses de estar aquejada de mononucleosis, (creo que no comí durante dos o tres meses más que lo mínimo necesario, léase una cucharada de arroz por aquí, medio tomate por allá,  y dormía prácticamente 16hrs diarias) y haber perdido repentinamente alrededor de 8 kilos de peso, tuve una fuerte discución con mis padres. Hui de mi casa y me fui a vivir un mes con compañeros del EZLN en Apodaca. La relación con mis padres fue horrible pues me negué a regresar durante dos meses en los que vivi con diferentes personas y familiares. Cuando regresé, los efectos de la mononucleosis no se hicieron esperar. La enfermedad repentinamente “desapareció” y un hambre bestial me hizo subir alrededor de 15 kilos. La relación con mis padres, la baja autoestima por mi repentino aumento de peso, el ingreso a la facultad de artesm todo pero TODO me afectó severamente. Mi regla se detuvo al tiempo que pensé estar embarazada (la epoca mas estresante despues de haberme ido lejos de mis padres), me relacioné con gente que me hacia cuestionarme tantas pero tantas cosas.

Por el exceso de peso terminé asistiendo a clases de yoga en mi colonia con Maria Gracia. Ella enseñaba desde ése entonces Hatha yoga a personas mayores. Probablemente yo fui la mas joven de sus alumnas matutinas. Después, siempre fascinada con la espiritualidad que proyectaba MariaGracia, seguí avanzando hasta pasar a sus clases de la tarde. Hubo momentos de meditación intensos, de lagrimas, de nudos que se me deshicieron y otros que dejaron de doler. En cierta forma, MariaGracia me dió el leño que impidió que me ahogase. Recuperé la relación con mi cuerpo, me volví a sentir una y recomencé mi camino para reconstruirme. A veces la sensación de plenitud y de poder energético me atemorizaban. Maria Gracia practica un yoga muy intenso del alma.

Por diversas razones, poco después, a los 20m después de dos años de practica continua, dejé de hacerlo. Intenté recomenzar un par de veces, una con Maria Gracia y otra con la que es hoy mi mentora, Olivia Bolio, pero algo no funcionó. Con MariaGracia mis horarios ya no correspondían, la fiesta, la vida y las amistades nuevas me llamaban demasiado como para seguir asistiendo. Con Olivia, el tipo de yoga que ella enseña (Vinyasa Ashtanga) simplemente fue ñuy duro para mi cuerpo sin músculos, sin educación ni disciplina.

Dejé el Yoga por la incredulidad de algunas personas importantes en mi vida, en ese entonces, y los nuevos mundos de creación y de fiesta que conocí en la facultad. Después de me iría de México a alcanzar otros sueños, como aprender francés, experimentar la vida loca de Barcelona, entrelazar mi vida con la de mi pareja, formar una familia, una empresa. Sin embargo el gusanito siempre estuvo ahí…. La sensacion de profunda paz y relajación que el cuerpo experimenta en una meditación profunda, la sensación de dejar mis males partir, mis dolores deshacerse, no se repite en ningun otro tipo de práctica mental o física que conozca. Me intrigó como hace ya casi 2500 años la gente se preocupaba ya por desarrollar un viaje al interior de nosotros mismos, contactarnos con Purusa, con la fuente del espiritu suprema. Lo que experimentamos a traves del YOGA, de la union de nuestros cuerpos, del viaje de introversion hacia LA fuente, es una coreografía compleja e intrincada que me atrae sobremanera.

Imaginaba muchas cosas al iniciar este viaje, sobre todo, el desarrollo de fuerza fisica y mental para alcanzar a practicar el ASANA o la postura. Realmente empecé en Enero con una mala forma física, después de AÑOS de no practicar ningún tipo de deporte FORTALECEDOR constante, y a través de mis embarazos, había perdido mucha masa muscular y acumulado grasa. Aparentemente solo tenia 5 kilos de más, pero mi cuerpo contaba otra historia. Tenía dolores lumbares, de rodillas, me dolía la fascia de los pies, no podia cargar muchas cosas… total, en ese momento yo no lo sabía pero mi cuerpo se estaba ya envejeciendo.

Para recuperar el tiempo perdido y alcanzar a mis companieros y futuros colegas, tuve que acudir a una segunda y tercera disciplina fisica. Entré a un gimnasio de Crossfit dos o tres veces por semana, además de mi práctica de yoga y adopté 30 min de caminata de montaña o correr una vez por semana. Introducir pesas y fuerza pareciera lo mas contradictorio con el proposito del yoga, pero las asanas se me dificultaban tanto al tener la espalda tan débil, si no es que éran imposibles, que difcilmente podía entrar en un estado de meditación. El hatha yoga que practicaba yo hace mucho es muy diferente con el vinyasa y el ashtanga que hago hoy. Dejé de salir en las noches, mi vida social se ha limitado bastante porque ahora mi nueva direccion es ésta y soy fiel a ella. Mi cuerpo empezó lento y torpe. Hoy, a meses de haber empezado debo decir que estoy transformando mis celulas a todo nivel. La alimentación juega un papel importante en la salud y la estabilidad del cuerpo. Empecé un diario de mis hábitos alimenticios y eventualmente, entendiendo mis ciclos de hambre pude ir introduciendo cosas como alga spirulina, clorella, maca, goji, hemp y muchas MUCHAS verduras de colores ricas y desbordantes de nutrientes. Mi espalda se siente tan distinta y ya no me aqueja NINGÚN dolor físico. Cargo garrafones sin pestañar y a mis hijas también. Les puedo seguir el paso (casi). Cada día que me esfuerzo me siento joven, bella, completa, con proposito.

Lo que no imaginaba es la riqueza filosófica con la que me iba a topar profundizando mi practica de yoga. Occidente practica un yoga “laico”, y yo misma vengo de un extracto familiar bastante ateo. Me considero cero religiosa realmente. Pero ésto sí es contradictorio con el Yoga (aún más que la halterofilia). El fundamento del YOGA ES la dualidad entre mente y espiritu. Se asume que nuestros cuerpos energéticos existen y debemos cuidarlos y afinarlos desde el primero que es nuestro cuerpo físico. El YOGA se desarrolla en el contexto de una busqueda espiritual profunda que empieza con sus reglas éticas y morales, los YAMAS y NIYAMAS, y fundamentándose en esa base, se desarrollan las ASANAS, la respiración, la introspección, la concentración, la meditación y al final el SAMADHI, la unión de aquél que ve con lo visto. Creer que sólo somos organismos químicos no funciona para un yogui. He debido pues estar constantemente intentando encontrar coherencia intelectual en mis acciones.

Los antiguos Yoguis, como Patáñjali ya analizaban como Kant el origen de nuestro conocimiento y los lindes de nuestra comprehension. ¿Si Patanjali pudo llegar a las mismas (o similares) conclusiones que Kant 2000 años después, que mas podría enseñarme? La Física contemporánea concuerda que existen fuerzas invisibles que nos mueven. El bosón de higgs, recientemente confirmado, es llamado la partícula de Dios, puesto que juega roles misteriosos e invisibles en nuestro universo. ¿Qué más sabía ésta antigua civilización que habla el sánscrito o la lengua divina?

Sólo mi imaginación puede atravesar éstos muros de ignorancia. Pero tanto Patáñjali como Kant me previenen de pensar que mi imaginación es una fuente de conocimiento correcto, así que debo de continuar con mi práctica y ver hasta dónde puedo llegar. Sobretodo, que tanto y tan bien puedo enseñar a otros a reunir su alma con su cuerpo e iniciarlos en ésta busqueda pacífica y misteriosa que somos nosotros mismos.

Hare Om Tat Sat.

G.

Cerrando circulos.

Hace rato que no escribo. Pero es asi siempre. A veces registro cosas adorables de mis hijas, o eventos importantes. Estados de animos y puntos de quiebre. Hoy quiero contar de los circulos que estoy cerrando. Laïla tiene un anio y casi 9 meses. Camina y empieza a hablar. Ya casi deja el panial, imitando a su hermana que tiene, bueno, casi dos meses sin panial. Estoy terminando con la etapa de bebes en mi vida (al menos por ahora). Y el recuento es bueno. Maduré como persona, me converti en mama. Aprendi el oficio de modista, llevar una casa, navegar en las aguas tormentosas del matrimonio y las hormonas y ahora estoy lista para lanzarme en una nueva carrera profesional. No quiero hablar mucho de esto, lo reservaré para mas adelante 🙂 , pero me entusiasma y siento las maripositas en el estomago. Tengo mucho que agradecer y tengo nervios a flor de piel. Mis demonios se agitan y me jalan en otras direcciones, pero ya sabemos a donde vamos y nada va a detenerme. Suerte en sus propios viajes.

 

Cosas para recordar:

Laila casi termina su denticion y ya entiende que hay que ir al banio.

Noor ya va al banio solita y estoy super orgullosa de ella. Entiende el frances y el espaniol. Pronto entrara en la escuela de ballet.

EAT!

Soy una mujer intensa. En este pequenio blog donde solo publico nimiedades de mi existencia contenta de saber que mis amigos intimos o los perdidos en internet leen, descargo mi Ira y mis intenciones. Es mi diario intimo. Y hoy estoy aqui para admitir que soy el tipo de persona que no termina con algo hasta que lo destroza. Con los hombres nunca me detuve hasta estar saciada y asqueada de ellos, hasta encontrar a aquel que nunca me saciaria. Con la comida soy igual. Como como la madre de Gargantua. Y siguiendo la tendencia que he seguido todo el anio pasado, quiero cambiar mi cuerpo que comienza a enfermarse de azucar y ser sana. El azucar y los postres son MI adiccion. He superado la cafeina y ahora sigue esto. Hoy a las 3.13 pm Mexico dejare de consumir azucar en todas sus formas durante un mes. Hoy en la maniana me INTOXIQUE, mi ULTIMA intoxicacion con Pains au chocolat super mantequillosos, para poder irme asqueada hasta las nauseas del chocolate y casi desmayarme (tengo problemas de azucar). Ya los devoré y a ustedes les comparto el viaje loco que empezare hoy. UN mes.

 

ps. Laïla ya comienza a hablar y TODAS sus muelas vienen al mismo tiempo (MIEDO).

Desde abajo.

Una y una sola lección me marcó mientras trabajaba para mis padres en la joyería. ¿Cómo pretendes dar ordenes si no sabes hacer el trabajo? Claro, lecciones en la Joyita ( o la Jodita, el apodo familiar) hubo muchas, muchisimas otras. Pero ésta logro filtrarse hasta el fondo de mis huesitos, tal vez por la lógica inherente que conlleva. ¿Cómo exigirle a alguien más hacer un trabajo que no sabes lo que cuesta hacer? ¿Cómo sentirte investido de la fuerza moral para exigir la realizacion de un trabajo y mas aún, en un orden o tiempo arbitrariamente preestablecido?

En la Joyita, yo Greta, aprendí a tallar sanitarios cagados, limpiar del suelo chicles pegados, enjuagar vomito o mierda fresca de borracho de las banquetas antes de abrir. Limpiar los vidrios del negocio para que las vitrinas hicieran bien su trabajo, y sobre TODO a considerar y tratar bien a los empleados, la fuerza laboral, el motor de ventas y logistica detras del exito de la Joyita. Yo, como tantos otros jovenes blancos clase medieros regiomontanos nacidos en los senos de familias emprendedoras de primera generacion (y algunos suertudos de segunda generación), fui educada para continuar la labor de mis padres desde abajo. Sabiendo que el exito de cualquier comercio es producto de la buena ubicacion del mercado y la TENACIDAD con la que se persigue al cliente, la lección primera era saber apreciar el trabajo fisico y mental que se le invierte al negocio. Sufrirlo en carne propia para poder ser investida en el poder de ordenarlo y sopesarlo. Debo de admitir que nos iba bastante mejor que a nuestros contemporáneos de ascendencia árabe, cuyos padres no les permitían probar bocado sin haber hecho la primera venta del dia.

Sin embargo y por razones que no discutiré aquí, la Joyita cerró y mi familia se ha desperdigado en diferentes oficios y profesiones. Ésta cultura de adoracion y pasión al trabajo no dejaba mucho espacio para otras cosas. Jornadas de hasta 12hrs laborales de pie desde mis 14 años, sin sabados libres y a veces domingos ocupados no sólo me heredaron mi espolón calcáneo, sino que dejaban tiempo nulo para disfrutar de la casa o de la vida de familia. Crecí con un núcleo familiar orientado a la dinámica laboral sin preguntarse de cosas cursis como sentimientos, deseos o sueños. El amor se contaba en el tiempo invertido en el trabajo, el dinero ganado y cuestionarlo era asi como un ejercicio inútil. Sobra decir que siempre tuvimos ayuda doméstica en la casa (lo que antes le llamabamos “criada de rancho”). Si algo estuve absuelta de hacer (por excepcion de los domingos) pues era el aseo o cuidado de la casa.

Nunca tuve vida de casa o de familia. Nunca me preocupé del orden de la vida alrededor de mí. Todo empezó con mi matrimonio, con Maël y su bagaje familiar francés,  hijo de padres profesores de “L’éducation nationale”, fervientes religiosos de las vacaciones, de la buena comida y de la union familiar. Aprendí con él a que las cosas se pueden hacer juntos, a que la vida puede ser en conjunto y podemos preguntarnos nuestras necesidades y aun mejor: compartirlas. Bueno éstas sencillas lecciones pareceran obvias a mucha gente, pero si conoces a mi mamá, entenderás porque para mi son nuevas: A mi madre le fascina vivir para los demás con una distancia prudente y siempre y cuando no estén emparentados cercanamente con ella. Ella vive en su infancia primera (primos y hermanos, además de tener una madre excesivamente sobreprotectora que a su vez nunca dejó que sus hijos maduraran y se volvieran adultos por miedo a su propia soledad) y madurar y hacer familia nunca se le dió (además del bagaje poco sentimental y amoroso de mi padre y las necesidades economicas apremiantes).

Así, de repente, me encontré con dos hijas, un marido, varios seres peludos y plumiferos y una casa que organizar para vivir, sin un ejemplo de como hacerlo. Ésta tarea de apariencia sencilla, resuelta por muchas de mis conocidas mas tradicionales, al contratar una muchacha, (recurso al que he acudido también pero desde agosto, por querer ahorrar dinero y además por el fantasma de mis padres que no me ha dejado en paz), ha sido el eje de mi último proyecto. ¿Cómo hacerlo yo y como hacerlo bien? ¿cómo saber exactamente lo que quiero, cómo organizar nuestras vidas como las queremos vivir? Lo sé, lo sé: Problemas nimios y tal vez muy burgueses. Pero mis problemas al fin y al cabo por mas ñoños que sean también quieren solución.

Siguiendo pues las lecciones laborales de mis padrés, he aprendido a organizar nuestra vida, a trapear, a aspirar, a lavar, a doblar, a sembrar, a calendarizar, a guardar, a gestionar comida y gastos, a sistematizar, a remendar, en fin: a profesionalizar y estructurar nuestra vida de acuerdo a nuestras expectativas y necesidades. Ahora sé que éste pequeño y menospreciado conocimiento es una de las cosas que yo quiero pasar a mis hijas: La habilidad de estructurar una existencia. Y agradezco, que a pesar de no haberlo aprendido en casa sino en el trabajo, a mis padres que contra muchas expectativas sociales, no me hicieron una regia malcriada. Creo.

IMG_2350

Aqui arriba les dejo esta imagen de Laïla robandose un quequito.

Recuperandome.

La maternidad es muchas cosas. Sobretodo la transformacion de una misma para nutrir el crecimiento fisico y espiritual de nuestros hijos. En el camino a veces nos abrumamos con el peso de la situacion y olvidamos cuidarnos a nosotros mismos. Siempre he sido un ser extremadamente fisico y explosivo y dejé que mis embarazos se convirtieran en una excusa para desatenderme. Los malestares como el dolor de espalda, el espolon calcaneo, la barriga fofa crecieron. En Mayo, fatigada de todo esto, de mi misma en mi cuerpo envejecido, regresé al yoga. Es como si mi alma hubiera al fin soltado el aliento que sostuve desde el parto de Noor. En alguna primera clase, algo tieso se rompio y yo lloré. Decidi recuperarme fisica y emocionalmente de mis negligencias con mi propio cuerpo. Al retomar el yoga instintivamente regrese a mis cerros regiomontanos a mejorar la calidad de mi cardio, de mis piernas, de mi resistencia. Pareciera que barri a mis males fisicos con hierbas magicas porque nada mas que el visceral deseo de hacer mas me duele. El cuerpo esta relajado, endureciendose al mismo tiempo que flexibilizandose, como mi mente. Ya no hay excusas. Quiero poner a mis hijas el ejemplo de la vida sana, no solo en alimentacion, sino en trabajo fisico. La vida es movimento y la muerte pausa.

He regresado a correr. Quiero que correr y yoga sean los pilares de mi nuevo yo. De mi nuevo oficio de modista, de artista, esposa, cocinera y mama.

Llego el otonio y con el mis 31 anios y el clima frio y lluvioso en la sultana del norte. Hoy entendi que ya ninguna excusa es valida para no ser lo que quiero ser. Voy a salir a correr 5k 😀

Saludos a las futuras mamas !!!!

Bon courage Anre Musguito!!!

el cigarro y los papeles viejos.

Hoy fui a comprar senialamientos y pintura para adecuaciones de nuestra calle. Llegue al pequenio tallersito en la colonia Industrial, muy cerca de la central de autobuses de Monterrey. Es considerado una zona roja como muchas del centro y evadida por mucha gente. Las pequenias casas de los antiguos trabajadores de la industria regiomontana siguen ahi aguantando el tiempo caliente y seco y los frios humedos del semiarido. Edificaciones abandonadas de ladrillo de adobe con detalles que recuerdan a estilos ingleses de la revolucion industrial, conviven medio abandonados entre tejabanes improvisados (pero duraderos) de madera chueca, baches de calles, adolescentes prostituyendose y abuelos jubilados atendiendo sus tienditas de esquina. La vida urbana del norte del pais que es inspiracion para Geroca y el marco de mi niniez regia de clase media. El pequenio tallersito no tenia puertas. Tuve que golpear la cortina metalica para que el duenio me diera acceso. Entré al taller entre maquinas y el estruendo de las cortadoras y laminadoras. Me hizo pasar a su pequenia oficinita y de golpe, como un asaltante, me llego el aroma de mi padre. El olor a tabaco, cafe, papel viejo, polvo, hierro cortado, grasa industrial, smog de camiones… El color beige de la oficina sucio por todos lados de dedos trabajadores, el polvo ineludible del centro de mty (aquellos que nunca trabajaron ahi no saben que es inutil limpiar dos veces al dia) acumulandose como trofeo en pequenias cosas como periodicos viejos, libros de tecnicas perdidas, almohadillas de contar dinero… Un olor que de ninia odiaba porque me hacia sentir sucia en el calor de la ciudad y que hoy de golpe me parecio que lo mas natural del mundo seria que mi padre estuviera ahi sentado, en esa oficina leyendo su periodico en la pausa de su cafe. Sin palabras me derrumbé en llantos, en la silla, una silla impersonal comprada en cualquier sitio de muebles de oficina, exactamente como la que tenia papa para sus clientes. El duenio, un senior calvito, como de sesenta anios con lentes y mirada amable me escucho mientras le decia que va para tres anios que mi padre murio… y que jamas habia vuelto a oler el aroma del taller.

cosas que no quiero olvidar de mis gordas

Laila ya tiene 10 meses…. a veces quiero que el tiempo vuele y a veces quiero que se quede asi para siempre 🙂 No le han salido aun sus dientecitos. Ya se para y esta A PUNTO de dar su primer pasito tambaleante. Adora a su hermana y son felices jugando juntas. Verlas reir me hace inmensamente feliz. Sigue igual de flaca que hace varios meses. Es totalmente lo opuesto a Noor (fornida y grande). Ella tiene una altura promedio y es exquisita. Aun amamanta y es muy voluntariosa. Se fija en todo y emite muchos sonidos con intencion de llamar nuestra atencion…desde hace un par de meses dice hola con la mano. A diferencia de su hermana agarra un crayon y lo talla contra el papel cuando noor nunca se intereso por el dibujo hasta que entro al kinder en Enero. Encuentra la forma de meterse en problemas mucho mas rapido que Noor ( o sera que yo me oxido un poquitin mas). Noor en cambio esta inmensa. Usa ropa de 4 anios (tiene 2 anios tres meses) apenas esta soltando la lengua (en tres idiomas) tiene una actividad fisica inmensa y le encanta la musica, el canto y sobretodo el baile. Es muy extrovertida, segura de si misma y fuerte al mismo tiempo que es super delicada y no golpea ni empuja a nadie lo cual me doy cuenta es bastante raro a su edad (ni siquiera cuando su hermana se le prende de los pelos). Mi Noor me tiene muchisima paciencia y me ensenia a ser mama. Me voya  sacarla al parque ya porque si no me arma la de troya. Saludos!!!

pd. olvide decir que hoy me felicitaron por el caracter que noor tiene en la escuela. Pone muchisima atencion, pregunta de todo y en todo participa :p No lo estoy haciendo tan mal :p